[Surat Al-Kahf Serie – Parte 1]: Los durmientes productivos (En serio?!)

al kahfSí claro. ¡¿Una historia de “dormir” durante cientos de años enseña a los musulmanes acerca de ser productivo?!

Bueno, vamos a recapitular los eventos juntos, ¿de acuerdo? Un número de hombres jóvenes son guiados a creer en el Señor Único, y que vivían en una ciudad de incrédulos deciden escapar a una cueva, por temor a la ejecución después de llamar a la gente al monoteísmo. Allah (Subhanahu Wa’Tala) hace que los jóvenes se duerman durante 309 años (300 solares y 9 años lunares), y luego se despiertan en una nueva sociedad llena de fe. Es un milagro y es increíble, y aprendemos muchas lecciones de ella, pero la “productividad” no es una de ellas, ya que los chicos estaban durmiendo! ¿No es eso lo que algunas personas pensarían?

En realidad, hay más que eso en esta historia, y eso es lo que vamos a explorar en este artículo in sha Allah.

Primera lección: La productividad está usando tu tiempo sabiamente

Explicado brevemente, la productividad es la capacidad para producir de manera eficiente resultados positivos y útiles en una cantidad de tiempo determinado. Tenemos la tendencia a relacionar esta aptitud solo para adultos. En realidad, no esperamos que la generación más joven sea naturalmente productiva, a menos que hagan algo útil con su tiempo. Tenemos esta connotación en la cabeza de que los adolescentes no hacen nada. Esa es la edad en la que se reúnen para “vivir la vida” antes de que las responsabilidades reales entren en juego, y a pesar de que los padres tratan de contenerlos, de alguna manera muy dentro de nosotros pensamos que está bien tener un poco de holgura. Es decir, son adolescentes, ¡son sus hormonas!

Los chicos de la cueva también eran jóvenes, y Allah (Subhanahu Wa’Tala) lo dice explícitamente en el Corán. Ellos vivían en una ciudad sin reglas y no hay ninguna mención de padres estrictos con inquebrantable toques de queda, ¿verdad? Imagínate lo que los muchachos de su edad se reunían para hacer. Ellos no vivían en un cuento de hadas; vivían en un ambiente corrupto donde abundan la fitna, mujeres vestidas de forma inadecuada y el alcohol. Pero en vez de colaborar en esa sociedad corrupta, ellos se reunieron para recordar juntos a Allah (Subhanahu Wa’Tala). Utilizaron su tiempo sabiamente, aprendían su religión y la planificaban la forma de difundir la verdadera palabra de Allah (Subhanahu Wa’Tala). Ellos si que son un grupo de jóvenes verdaderamente productivos!

Segunda lección: tener un objetivo sólido

Los niños fueron una parte integral de la comunidad hasta que sus vidas estuvieron en peligro. Nunca se dieron a la fuga simplemente porque eran diferentes. Tenían una misión clara de la reactivación de su sociedad inmoral. Eso me hace pensar acerca de las historias que escuchamos hoy: chicas que se quitan el hiyab porque no pueden “encajar”, y chicos que beben alcohol y fuman porque de lo contrario no van a ser “guays”!

Los aspirantes de hoy no tienen ninguna misión ni objetivos y eso no es Islam. Somos una ummah única porque tenemos la obligación de beneficiarnos a nosotros mismos y a otros, y tenemos un “fin” en la mente, que es el Paraíso, in sha Allah.

Ponte de pie y recuerda quién eres! Un verdadero musulmán es un líder, alguien que puede hacer un cambio en este mundo y no es egoísta ni tiene miedo o vergüenza de su identidad. Si estos jóvenes pudieron hacerlo, nosotros también podemos hacerlo! Levántate, comienza a trabajar, aprende y enseña, y siempre manten los ojos en el objetivo final: complacer a Allah.

Tercera lección: los callejones sin salida no existen

Los chicos intentaron entregar su mensaje hasta que se quedaron sin opciones, pero se detuvieron allí? ¿Ellos dijeron finalmente: “Hey, vamos a ir a la cueva y nos echamos una siesta de 309 años?” No, ellos eligieron la incomodidad de vivir en una cueva aislada, con miedo, y por lo que a ellos respecta, fue una pausa temporal antes de llegar con un nuevo plan. Cuando se despertaron, pensaban que habían dormido durante uno o dos días:

“Dijo uno de ellos: ¿Cuánto tiempo habéis estado? Dijeron: Hemos estado un día o parte de un día. Dijeron: Vuestro Señor sabe mejor lo que habéis permanecido, enviad a uno de vosotros a la ciudad con el dinero que tenéis para que mire cuál es el alimento más puro y os traiga provisión de él; pero que actúe con sutileza de manera que no haga notar la presencia de ninguno de vosotros, pues es cierto que si os descubren os apedrearán u os harán volver a su forma de adoración y entonces nunca tendríais éxito.” (Sura de la caverna: 19 – 20)

Estos jóvenes fueron inteligentes! Decidieron proceder con precaución, a fin de no descubrir su refugio. Tener fe en Allah (Subhanahu Wa’Tala) y el objetivo de agradarle son los primeros pasos, y una parte esencial de la productividad es calcular los riesgos y nunca rendirse.

Cuarta lección: Enfoca tu visión para alcanzar el objetivo

unnamed¿Los chicos usaban zapatos o sandalias? ¿Cuál era el nombre de su perro? ¿Cuántos eran exactamente?

¿Qué diferencia hay? ¿Cómo van estas preguntas a ayudar a alcanzar el objetivo de manera más eficiente? Concéntrate en lo que es importante y no te distraigas con detalles minuciosos que Allah (Subhanahu Wa’Tala) no se molestó en mencionar! En cambio, dedica un verso completo a las especulaciones de la gente sobre el número real de los durmientes, si eran 3, 5 o 7, y adivina qué? Allah (Subhanahu Wa’Tala) no da una respuesta, ya que no importa. Ese no es el punto de la historia! ¿Quieres ser productivo? Para de intentar “adivinar lo desconocido”, porque será como tratar de alcanzar el objetivo que ni siquiera se puede ver. Las distracciones sólo te cegaran.

Allah (Subhanahu Wa’Tala) ha honrado a los durmientes por mencionarlos en el Corán y a nosotros para que recordemos todos los viernes la forma en que guardaban su fe. Muhammad (la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo que este capítulo nos protege de la última prueba del Dajjal (el Anticristo) que vendrá con cuatro desafíos; uno de ellos pondrá a prueba nuestra fe.

Estad atentos a los siguientes 3 artículos de esta serie de Musulmán Productivo, y ahora deja tus reflexiones sobre esta historia increíble en Surat Al-Kahf!

Aquí puedes leer la segunda parte de esta serie de la Surat Al-Kahf

Si te ha gustado, comenta y comparte in sha Allah

Texto original:

[Surat Al-Kahf Series – Part 1]: The Productive Sleepers (Seriously?!)

Este articulo puede contener errores de traducción

El artículo original es obra de Productive Muslim

Anuncios

7 comentarios en “[Surat Al-Kahf Serie – Parte 1]: Los durmientes productivos (En serio?!)

  1. diomande mamadou

    Asalamu Aleicum !! Muchisimas gracias por esta contribucion a crecer nuestra fe. Esta surat es importantisima. Por eso, el Mensajero nos invito a memorizarla para protegerse contra el dadjal.

    Me gusta

  2. Pingback: [Surat Al-Kahf Serie – Parte 3]: Tres strikes y estás fuera! – Musulmán Productivo

  3. Pingback: [Surat Al-Kahf Serie – Parte 4]: ¿Qué estás haciendo con tus sueños? – Musulmán Productivo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.