Tu lista hacia el Jannah: 6 tareas para heredar Al-Firdaus

JannahTodos tenemos nuestra mente en el objetivo final, el premio más grande … Al-Firdaus, ¿verdad? Es el nivel más alto del Jannah (paraíso): en el hay lo que ningún ojo ha visto, ningún oído ha escuchado y ningún ser humano ha imaginado. Pero, ¿qué es exactamente lo que tenemos que hacer para alcanzar este noble y respetable nivel?

Jannah: un breve recordatorio

Vamos a refrescar. ¿Qué depara el paraíso de Allah (Subhanahu Wa’Tala) a los siervos creyentes? Cuando se habla de Paraíso, Allah (Subhanahu Wa’Tala) promete:

“Allí tendrán lo que quieran y más aún junto a Nos.” (Sura Qaf: 35)

y también dice:

“Nadie sabe la frescura de ojos que les espera como recompensa por lo que hicieron.” (Sura de la postración: 17)

Imagínate lo que desees… multiplicado por infinito! Lo que tenemos aquí en esta vida es temporal; todo termina, y siempre hay algo mejor que lo que perseguimos o deseamos. Pero el Jannah… SubhanAllah! Cuando Allah (Subhanahu Wa’Tala) habla sobre su recompensa, Él dice:

“Sea lo que sea lo que se os haya dado en disfrute como parte de la vida del mundo y su apariencia, lo que hay junto a Allah es mejor y más permanente. ¿Es que no vais a entender?” (Sura del relato: 60)

Mejor y más duradero, Subhanallah! Allah (Subhanahu Wa’Tala) realmente sabe cómo penetrar en los corazones que Él ha creado, como Allah (Subhanahu Wa’Tala) dice:

“¿No habría de tener conocimiento Aquel que ha creado y es el Sutil, al que nada se Le oculta?” (Sura de la soberanía: 14)

En efecto.

Ahora, el profeta Muhammad (la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo que si tuviéramos que pedir paraíso, debemos pedir su nivel más alto: Al-Firdaus Al-A’la.

¿Pero por qué?
Él (la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo:

“El Paraiso dispone de un centenar de grados, cada uno de los cuales es tan grande como la distancia entre el cielo y la tierra. El mayor de ellos es Firdaus y el mejor de ellos es Firdaus. El trono está por encima de Firdaus y de él brotan los ríos del Paraíso. Si le pides a Allah (Subhanahu Wa’Tala), pídele el Firdaus”. [Sunan Ibn Mayah]

Y también dijo:

“Al-Firdaus es el más alto nivel del paraíso y con mayor expansión, y por encima está el Trono de Ar-Rahman (el Misericordioso), y a partir del trono fluyen los ríos del Paraíso. Así que cuando le pidas a Allah (Subhanahu Wa’Tala), pídele Al-Firdaus”. [At-Tirmidhi]

Ya sabes lo que siempre queremos, lo mejor “visto” o el mejor “asiento” cuando estamos en un lugar hermoso y emocionante, ¿verdad? Bueno, Al-Firdaus es el sitio más cercano a Allah (Subhanahu Wa’Tala) y Allah es la fuente de la belleza. Él es el Creador y el Formador de toda belleza que hemos visto y experimentado en este mundo. Imagínate todo lo que alguna vez te ha impresionado: si se trata de una creación de la vida mundana, imagina su Fuente Eterna, su creador.

Además, Allah es el rey de todos los reyes.

“El escabel de Su trono abarca los cielos y la tierra” (Sura de la vaca: 255)

Imagínate aquellos que son los más cercanos al rey… El prestigio de esas primeras filas… el honor! Es aún más hermoso, sin embargo, el Profeta Muhammad (la paz y las bendiciones de Allah sean con él), en particular, dijo que por encima de Al Firdaus esta el Trono de “Ar-Rahman” (El Continuamente Misericordioso, La Fuente de la Misericordia), destacando especialmente este nombre de Allah (Subhanahu Wa’Tala).

La belleza en la descripción del Profeta Muhammad (la paz y las bendiciones de Allah sean con él) es que menciona cómo vamos a estar mas cerca de la Fuente de la Misericordia y cómo Él cuidará de ti. Él es Al Kareem, el más generoso, por lo que él sabe cómo cuidar de aquellos que están bajo su sombra directa.

Por lo tanto, no sólo es belleza, es también seguridad, facilidad, paz y comodidad.

En pocas palabras, es lo mejor de lo mejor, el más honrado, la mejor vista a la fuente de la belleza y el más cercano a la fuente de la Merced.

¿Cómo llegar allí?

Allah (Subhanahu Wa’Tala) no discrimina entre las personas. Él extiende Sus dones para, literalmente, cualquier persona que Le busca. Esto no se limita solo a los hombres o mujeres, negros o blancos, o los ricos o pobres. Al-Firdaus está abierto a todos aquellos que lo buscan, si trabajan en las seis tareas de la lista de tareas que requieren tal logro.

Así que, ¿cuáles son esas seis tareas?

Pues bien, Allah (Subhanahu Wa’Tala) nos dijo exactamente eso al comienzo de Surat Al Mu’minun. Vamos a repasar estas seis acciones y discutir la forma de llevarlas a cabo.

Allah (Subhanahu Wa’Tala) dice:

“Habrán triunfado los creyentes.

Aquéllos que en su salat están presentes y se humillan.

Los que de la frivolidad se apartan.

Los que hacen efectivo el zakat.

Y preservan sus partes privadas,

excepto con sus esposas o las que poseean sus diestras, en cuyo caso no son censurables.

Pero quien busque algo más allá de eso… Esos son los transgresores.

Y aquéllos que con lo que se les confía y de sus compromisos son cumplidores.

Y los que cumplen sus oraciones.

Ellos son los herederos,

que heredarán el Firdaus, donde serán inmortales.” (Sura de los creyentes: 1-11)

A continuación, vamos a explicar en detalle lo que Allah (Subhanahu Wa’Tala) dice que se requiere para lograr Al-Firdaus.

1. Lograr Khushu (concentración y humildad) en nuestra oración

“Aquéllos que en su salat están presentes y se humillan.”

Tener Khushu significa estar presente en la oración, disfrutar de la oración, darse cuenta de que se está hablando a Allah (Subhanahu Wa’Tala). Se trata de la calidad de la conversación que estamos teniendo con Allah.

¿Cómo te sentirías si estás teniendo una conversación con alguien, y no te está escuchando o se distrae? ¿Es esta conversación realmente profunda entre los dos? Por supuesto no.

Pues bien, Allah (Subhanahu Wa’Tala) quiere tener una conversación de calidad con Él.

En las conversaciones, escuchamos y después hablamos. Eso es lo que estamos destinados a hacer en el Salat. Escuchamos las palabras de Allah (Subhanahu Wa’Tala) que estamos recitando, entonces le hablamos y hacemos Dua’a pidiendo cualquier cosa que necesitamos.

¿Cómo lograr khushu?

1. Escuchar e interiorizar las palabras que estás pronunciando en la oración.

Estar presente con Allah, realmente sentir y experimentar las palabras que estás recitando en la oración.

2. Asegúrate de que estás recitando Surat Al-Fatiha correctamente.

Si recitamos y reflexionamos correctamente sobre Al-Fatiha, transformarás la experiencia de la oración por completo. Al-Fatiha realmente abre los corazones y refleja las necesidades reales de cada ser humano. Nos recuerda nuestro destino, nuestras necesidades y nuestros temores. En los siete versos.

“Sólo a Ti te adoramos, sólo en Ti buscamos ayuda. Guíanos por el camino recto,” (Sura Al-Fatiha: 5-6)

Siempre estamos haciendo elecciones y decisiones en nuestra vida. Siempre. Cada día. En la oración, si tenemos en cuenta que venimos de Allah (Subhanahu Wa’Tala), y nuestro destino final es de Allah (Subhanahu Wa’Tala), y luego, cuando le decimos que nos guíe a la forma más perfecta (que es la mejor opción, y la mejor decisión), entonces realmente ponemos las cosas en perspectiva y aprendemos a confiar, mejoramos el vínculo con nuestro creador.salat

Una vez me fui a un lugar lejano para asistir a un evento. No sabía la dirección, pero mi hermano si la sabia. Por lo tanto, él me llamaba cada cinco minutos para decirme a dónde ir, qué camino tomar, etc. Al principio, pensé que esto era demasiado e innecesario. Sin embargo, cuando él me dejó de llamar durante 20 minutos, me distraje en una conversación con otro pasajero. Por lo tanto, me perdí por completo.

Cinco veces al día lo hacemos con Allah (Subhanahu Wa’Tala)! Cinco veces al día le decimos “guíanos por el camino recto”.

Pero si realmente no estamos escuchando, si no estamos prestando atención y si estamos distraídos, entonces vamos a perdernos.

3. Siempre, siempre, siempre hacer dua’a durante y después de la oración

Es un diálogo entre tú y Allah (Subhanahu Wa’Tala). No es un monólogo. Necesitas a Allah (Subhanahu Wa’Tala) y pedirle lo que necesitas, pedirle ayuda con la concentración.

Allah (Subhanahu Wa’Tala) nos dice que debemos pedirle todo. Un hadiz menciona:

“Cualquiera de vosotros le pregunta a su Señor por cada una de sus necesidades, incluso cuando se le pregunta por la correa de su sandalia cuando se rompe.” [At-Tirmidhi]

Este también es un hadiz muy importante, donde el profeta Muhammad (la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dice:

“La súplica es adoración”. [At-Tirmidhi]

Así que la Dua’a en sí es adoración. Debemos pedir a Dios – todo el tiempo, todos los días, para cada cosa – no sólo cuando necesitamos algo “grande”. En realidad, nunca dejar de necesitar Allah, y Dua es un recordatorio de ello. Se profundiza el vínculo y la conexión entre nosotros y Él.súplica

Recuerda las preciosas palabras de consejo que el Profeta Muhammad (la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dio a Ibn Abbas (que Allah esté complacido con él):

“Permanece siempre conciente de Allah y lo encontraras siempre contigo. Y si suplicas, suplicale solo a Él. Y si necesitas de ayuda, pidesela a Allah solamente.” [At-Tirmidhi]

4. Diversificar las suras que se utilizan en la oración

Cada una de las suras es un mundo en sí mismo. Tenemos que entrar en el mundo del Corán. Esto nos ayudará a estar presentes y entrar en la oración. La sensación que tenemos cuando se recita Surat Ad-Duhaa, no es la misma sensación que se obtiene cuando se recita Surat Al-Takwir y no es la misma sensación que se obtiene cuando se recita Surat Al-A’la, por ejemplo.

Recuerdo una oración en particular que realmente me afectó. Había ciertas circunstancias que estaban ocurriendo a mi alrededor, y al comienzo de la oración, por alguna razón, una sura particular, me vinieron a la mente. A medida que empecé a recitar la sura, me di cuenta de cómo cada aleya estaba describiendo las circunstancias que estábamos viviendo, y sentí como Allah (Subhanahu Wa’Tala) me escuchaba y respondia directamente a lo que estaba sucediendo. Estaba recitando palabras que explicaban mis sentimientos internos, así como lo que estaba presenciando en el exterior.Era tan real, tan intenso, pero tranquilizador al mismo tiempo.

Así que memoricemos más suras cortas, por lo menos, con su tafseer para que podamos entender completamente lo que estamos diciendo y experimentarlo. Hay muchas iniciativas que ayudan con eso.

Cuanto más sabemos del Corán, más vamos a permitir que Allah (Subhanahu Wa’Tala) hable con nosotros. Él nos habla a través de esas palabras. Necesitamos saberlas de memoria, para que Él y su presencia entre en nuestros corazones durante nuestras oraciones.

5. Confiar en Allah (Subhanahu Wa’Tala) como se confía en el mejor amigo

Tengo un amigo que me dijo que cada vez que algo (bueno o malo) le pasa, se apresura a la oración para pedir a Allah (Subhanahu Wa’Tala), para quejarse, llorar, pedir ayuda y orientación. Dice que Allah (Subhanahu Wa’Tala) es el único que estaba allí durante toda la situación y lo sabe plenamente, de adentro hacia afuera. El dice: “No necesito llamar a un amigo y explicar todo desde el principio, ya que puede o no puede ayudarme. Pero Allah (Subhanahu Wa’Tala) sabe lo que quiero decir y lo vio todo.”

Por lo tanto, vamos a apresurarnos a la oración como nos apresuramos a informar a un amigo sobre nuestro día y de nuestros problemas.

El Profeta Muhammad (la paz y las bendiciones de Allah sean con él) solía decir acerca de la oración:

“Oh Bilal, llama al iqamah para la oración: Darnos consuelo en ello.” [Sunun Abi Dawud]

“Allah es Amigo de los que creen; los saca de las tinieblas a la luz…” (Sura de la vaca: 257)

Entremos en la oración para que Allah (Subhanahu Wa’Tala) nos saque de las tinieblas a la luz, porque Allah (Subhanahu Wa’Tala) es la luz.

2. Dar la espalda a la frivolidad

“Los que de la frivolidad se apartan.”

Esta aleya habla de mantenerse alejado de las palabras y las acciones inútiles: cualquier cosa que no tiene sentido, improductivo y no ayuda en el logro de nuestro propósito en la vida, incluyendo la difamación, la calumnia, la mentira, las maldiciones, los juramentos y los actos inapropiados.

¿Por qué? Porque es importante evitar la corrupción y el daño a uno mismo, a los demás y a la sociedad en general. Es una pérdida de tiempo y una enorme distracción del objetivo final de cada uno.

Un ejemplo de un escenario inútil es el siguiente: “¿Era el vestido blanco y dorado o negro y azul?” Bueno, a quién le importa! ¡¿De Verdad?! ¿Cómo me beneficia eso en mi din? (El famoso debate que hubo hace poco tiempo por internet y hasta en las noticias de TV)

El Profeta Muhammad (la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo: “Una muestra de la buena observancia del hombre del Islam (su piedad) es mantenerse lejos de lo que no le concierne” [At-Tirmidhi]

Y Allah (Subhanahu Wa’Tala) dice acerca de los creyentes:

“Los que no prestan atención a la mentira y cuando pasan junto a la frivolidad lo hacen con nobleza.” (Sura del discernimiento: 72)

Y sobre los que perdieron por completo su camino:

“Y discutimos vanamente con los charlatanes” (Sura del arropado: 45)

En pocas palabras: no te involucres en lo que no tiene sentido y es inútil.
Así que, ¿cómo podemos permanecer lejos de la charla inútil?

1. Siempre preguntarse a uno mismo: ¿esta conversación o actividad me va a beneficiar en mi din?

Si no lo va a hacer, simplemente cortar de raiz, seguir adelante, y mantente alejado de ella lo más que puedas. Recuerda que tenemos un objetivo más importante que lograr.

2. Tener la intención de hacer tus actividades más significativas

La intención correcta puede convertir cualquier obra (que no sea un pecado) en una recompensa! Por ejemplo, si estás gastando una gran cantidad de tiempo en aprender acerca de la belleza y el maquillaje, entonces por lo menos ten la intención de que sea para embellecerte a ti misma para tu marido y aumentar el vínculo entre los cónyuges.

Básicamente, pon la mente en acción.

3. Participar en la purificación del yo y de la riqueza

“Los que hacen efectivo el zakat.”

El Zakat (limosna) se prescribe para nosotros para purificar nuestra riqueza, pero esta aleya se refiere a la auto-purificación también. Todos tenemos fallos en nuestro carácter y nuestra personalidad: la ira, el mal humor, el narcisismo, los celos, la necesidad de bajar la mirada, los chismes, etc.

Cómo purificarnos activamente?

1. Elije uno o dos aspectos sobre ti mismo que desees cambiar. Anótalos o incluso haz una nota mental, y a continuación, empieza a trabajar en ello a medida que se produzcan.

Cuando estés cometiendo esos malos hábitos, tomar un respiro profundo, y luego déjalo por la causa de Allah, por el bien de tu destino, Al-Firdaus! Recuerda lo siguiente: “Lo dejo por Él, lo dejo por Al-Firdaus.” La recompensa es definitivamente mejor y más duradera que la satisfacción momentánea que experimentas.

No dejes de echar un vistazo a los muchos artículos musulmanes que ayuden a la mejora de muchos aspectos del carácter de uno mismo.

2. Deja de seguir a páginas en medios sociales (Facebook, por ejemplo) que no te ayuden a purificarte y dejar tus malos hábitos

Todo lo que veas y sigas tendrá un impacto en tu carácter y en tu corazón. Deja de seguir a aquellas páginas que desencadenan tus malos hábitos. Esto puede ser difícil, pero puedes lograrlo!

Allah (Subhanahu Wa’Tala) dice:

“Y no persigas aquello de lo que no tienes conocimiento pues es cierto que del oído, la vista y el corazón, de todo ello, se pedirán cuentas.” (Sura del viaje nocturno: 36)

Hay muchas páginas en los medios sociales que implican una gran cantidad de inmoralidad. Seamos honestos, podrían llegar a ser “graciosas” o “inspiradoras”, pero en el fondo sabes que tienen algún contenido dañino, así como las imágenes inmorales o indecentes, lenguaje obsceno o insinuaciones, etc.

Si continuamos exponiendo a nuestros ojos, nuestras mentes y nuestros a las cosas impuras, ¿cómo se supone que debemos purificarnos?

Cortar con esto. No perderás nada. En su lugar, te darás cuenta tanto de la pureza, la luz, la serenidad y la paz entran en tu mente, en tu corazón y en tu vida. Prueba esto, al menos durante una semana, y verás los resultados.

4. Proteger nuestra castidad

“Y preservan sus partes privadas”

Quiero dejar aquí una observación.

La necesidad de esta acción es obvia: es básicamente para evitar participar en actividades sexuales fuera de la relación matrimonial, porque el matrimonio proporciona pleno derecho, y un sentido de la liquidación y constitución de ambas personas.

Pero hay algo más, más allá del acto importante, que vale la pena centrar nuestra atención.

Yo estaba escuchando a una conferencia del jeque Omar Suleiman sobre Angel Yibril (la paz sea con él) y me sentí profundamente conmovido por algo que se menciona acerca de Maryam (la paz sea con ella).

Cuando el Ángel Yibril (la paz sea con él) se presentó a Maryam (la paz sea con ella), era una joven adolescente. Ahora, sabemos por la Sirah del Profeta Muhammad que cuando el Ángel Yibril (la paz sea con él) solía aparecer en forma humana, solía venir con la forma de un hombre muy guapo. Se decía que se parecía a un sahabi conocido por ser el “Yusuf” de su tiempo, lo que significa que era un hombre de buen aspecto. Así que cuando el Ángel Yibril (la paz sea con él) apareció en tal forma a Maryam (la paz sea con ella), ella dijo inmediatamente:

“Dijo: Me refugio de ti en el Misericordioso, si tienes temor (de Él).” (Sura de Maryam: 18)

En el momento en que lo vio, ella inmediatamente le dijo que saliera de allí porque no quería permitir ni un segundo tener un pensamiento impuro en su mente. La narración relata que después de que ella le dijera aquello, el Ángel Yibril (la paz sea con él) se convirtió en su forma angelical, la forma que se hace de la luz.

Me conmovió su reacción y luego recordé, que algunas de nuestras hermanas, no sólo no disminuyen sus miradas, sino que están obsesionadas con bandas de chicos y celebridades masculinas! Me recordó a las hermanas que publican imágenes de celebridades en las redes sociales, con el hashtag “objetivos” o “futuro marido”.

En realidad, el carácter de Maryam (la paz sea con ella) es el objetivo real aquí.

¿Cómo podemos protegernos a nosotros mismos en este sentido?

1. Recuerda a Maryam (la paz sea con él) y sigue sus pasos

Piensa en la historia que he mencionado anteriormente. Maryam (la paz sea con ella) era tan consciente de su pureza que ella tomó medidas contra cualquier cosa que pudiera ponerla en peligro. Ahora, reflexiona sobre lo que hacemos. Cuando una hermana se dirige a un hermano, o un hermano habla a una hermana, ¿cuál es nuestra intención? ¿Nos trae la luz, el temor y la conciencia de Allah (Subhanahu Wa’Tala) en ellos, o nos provoca los deseos, la naturaleza animal y lanzarnos tras los pasos del shaytan con ellos?

Piénsalo.
2. Guardar la castidad se inicia mediante la protección de la mirada.
Allah (Subhanahu Wa’Tala) dice en Surat An Noor:

“Di a los creyentes que bajen la mirada y guarden sus partes privadas, eso es más puro para ellos. Es cierto que Allah sabe perfectamente lo que hacen. Y di a las creyentes que bajen la mirada y guarden sus partes privadas…” (Sura de la luz: 30-31)

Así, se inicia con una mirada que no está debidamente protegida y termina como un acto de impureza.

Allah (Subhanahu Wa’Tala) nos ha dado instrucciones para encontrar placer profundo en la relación entre marido y mujer. Cuanto más nos purificamos nuestra mirada, más vamos a disfrutar de nuestros cónyuges, ya que habrá apenas habrá cualquier comparación: nuestros ojos, corazones y mentes se llenan con nuestros propios cónyuges. La “mirada” es algo sagrado y precioso, y si se trata de poner en el lugar correcto, llenará el corazón e incluso contará como un acto de adoración. Y viceversa; si se trata de poner en el lugar equivocado, además de aumentar la sensación de vacío y la privación en el corazón, aumentará los pecados.

5. Honrar nuestras palabras y nuestras promesas

“Y aquéllos que con lo que se les confía y de sus compromisos son cumplidores.”

¿Cuántas veces oímos: “El evento comenzará a las 6 pm”, para que al final comience a las 9:30 pm? ¿Cuántas veces decimos que estaremos allí en un momento determinado, y llegamos tarde? ¿Cuántas veces rompemos nuestras palabras y nuestras promesas?

Lo que no nos damos cuenta es: la palabra es muy sagrada en el Islam y para Allah (Subhanahu Wa’Tala).

Por ejemplo, entramos en esta religión con un kalimah! Las palabras de la shahada, “la ilaha illa Allah, Muhammad Rasul Allah” es una de las materias más pesadas en la balanza en el Día del Juicio, como profeta Muhammad (la paz y las bendiciones de Allah sean con él) aconseja:

“Nada es más pesado que el nombre de Allah.” [At-Tirmidhi]

Esto nos muestra la importancia de nuestras palabras. El establecimiento de la honestidad, la honradez y el respeto a los compromisos son fundamentales en nuestro camino y nuestra relación con el Creador y su creación. Recuerda, el Profeta (la paz y las bendiciones de Allah sean con él) se le conoce como “Al-Amin”, “el honesto, la confianza” antes de que él fuese conocido como El Mensajero (la paz y las bendiciones de Allah sean con él).

¿Cómo podemos ser gente honesta y de confianza?

1. Tener la intención

Establece tu intención firme y ten la mentalidad de trabajar en ser la única persona (en casa, en clase, en el trabajo, etc.) que todo el mundo pueda confiar.

2. Basta con pensar antes de dar tu palabra

Basta con pensar dos veces antes de hacer una promesa. Si sabes que no vas a poder mantenerlo, o si existe la posibilidad de que no serás capaz de comprometerte, a continuación, informar a las personas de inmediato: van a apreciar tu honestidad. No dejes que cuenten contigo, y después rompas su confianza contigo. Se sincero cuando hagas una promesa, y se veraz si no puedes mantenerla.

6. Mantener las oraciones a su tiempo

“Y los que cumplen sus oraciones.”

¿Has notado que la lista comenzó con la oración y concluyó con la oración?

Comienza con la calidad de cada oración, y termina con instrucciones sobre el mantenimiento cuidadoso de todas las oraciones.

Rezar todas las oraciones a tiempo y evitar la demora es una de las obras más queridas por Allah (Subhanahu Wa’Tala); Abdullah Ibn Masud (que Allah esté complacido con él) pidió al profeta Muhammad (la paz y las bendiciones de Allah sean con él) cual era una de las mejores acciones para Allah (Subhanahu Wa’Tala), y él (la paz y las bendiciones de Allah sean con él) respondió:

“Establecer la oración a tiempo…” [Sunan un Nasa’i]

Hacer el esfuerzo consciente para rezar a tiempo y con la concentración adecuada, inevitablemente ayuda con todas las otras tareas en nuestra lista de tareas pendientes. Esto nos ayudará a salir de la charla inútil; en la purificación de nuestras almas y nuestra riqueza; en la vigilancia de nuestra castidad; y mantener nuestras promesas y nuestras palabras a la gente.

Recordemos también que el Salat es lo primero que se nos preguntará en el Día del Juicio. El Profeta Muhammad (la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo:

“La primera de las acciones sobre la cual cada siervo será cuestionado en el Día de la Resurrección será sus oraciones. Si están completas, entonces el obtendrá prosperidad y éxito, pero si están incompletas, entonces él habrá fallado y perdido. Si en sus oraciones obligatorias hubiera cometido alguna falla, el Señor -glorificado y enaltecido sea- dirá (a los ángeles): Ved si Mi siervo ha realizado algunas oraciones voluntarias son las cuales pueda compensar la falla que cometió en sus oraciones obligatorias, entonces el resto de sus acciones serán juzgadas de manera similar.” [At-Tirmidhi]

Por lo tanto, cómo perfeccionar nuestro Salat?
1. Mantener las oraciones Sunnah

Las oraciones Sunnah (antes y/o después de las oraciones obligatorias) complementan las deficiencias en nuestras oraciones obligatorias.

El Profeta Muhammad (la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo:

“El que persiste en la realización de doce Rak’ah de la Sunnah, una casa será construida para él en el paraíso: cuatro antes del Duhr, dos Rak’ah después del mediodía, dos Rak’ah después del Maghrib, dos Rak’ah después de la ‘Isha y dos Rak’ah antes del Fajr.” [Sunan Ibn Mayah]

Es como si obtienes el 70% en tu examen final, pero hay bonus que podrían aumentar tu nota final. Este bonus son las oraciones voluntarias, y debemos mantenerlas para asegurar que estamos buscando el grado superior: un 10 que nos lleve hasta Al-Firdaus!

2. Rezar en la primera hora

“El Mensajero de Allah (la paz y las bendiciones de Allah sean con él) se le preguntó: “¿Cuál de las acciones es la mejor?” Él respondió: “La observación de la oración al comienzo de su período” [Sunan Abi Dawud]

Reflexiones finales

1. Puedes mirar en esta lista y pensar “no puedo hacer eso”, “nunca podré ser esa persona”. Sin embargo, la primera aleya que Allah (Subhanahu Wa’Tala) menciona después de esta lista es:

“En verdad creamos al hombre de una esencia extraída del barro.” (Sura de los creyentes: 12)

Menciona que hemos sido creados a partir de arcilla (o barro). ¿Que es eso? Es algo que puede ser formado y moldeado. No es una roca. Es flexible. No podemos ser derrotistas y pensar que nunca podemos purificarnos, porque simplemente no es verdad. Por supuesto que puedes, todos podemos. Es nuestra propia naturaleza poder moldear, dar forma y el desarrollo de nuestros personajes.

2. Hay otra observación muy importante que Allah (Subhanahu Wa’Tala) ha utilizado la lengua árabe en estos versos. La primera aleya comenzó con un tiempo pasado: “qad aflaha / sin duda esos creyentes han alcanzado cierto éxito”. La lista a continuación presenta las tareas que tenemos que hacer en el presente continuo: “faa’iloon / trabajando en la purificación”; “Yuhafithoon / mantenimiento de las oraciones”; “Mu’ridoon / mantenerse alejado de las actividades inútiles”.

Esto demuestra que si estamos trabajando en lo que se indica en estos versos, si somos sinceros y persistentes en este proceso, entonces ya hemos tenido éxito a la vista de Allah (Subhanahu Wa’Tala)!

Esto es algo muy generoso de Allah (Subhanahu Wa’Tala).

Imagínate trabajar durante meses en una maqueta para presentar a tu jefe, por ejemplo. Después de finalizar la maqueta, que de alguna manera se pierde o se rompe. ¿Tu jefe te juzgará por el esfuerzo realizado durante todo ese tiempo o por el resultado final?

Imagínate también el estudio de todo el semestre, a continuación, la noche anterior al examen te pones muy muy enfermo. Logras un mal resultado. Por lo tanto, el esfuerzo se desperdicia.

Sin embargo, con Allah (Subhanahu Wa’Tala), no hay esfuerzo que vayas a perder!

“…es verdad que Allah no deja que se pierda la recompensa de los que hacen el bien.” (Sura Yusuf: 90)

“Allah es mejor protección y Él es el más Misericordioso de los misericordiosos.” (Sura Yusuf: 64)

3. Recuerda que esta lista de tareas pendientes no se limita solo a los hombres o a las mujeres, negros o blancos, ricos o pobres… No se limita a ninguna raza en particular, género, condición social o linaje. Cualquier ser humano puede trabajar y lograr lo mejor.

Este es un camino que elimina el sexismo, el racismo, el clasismo y cualquier “ismo”. No hay superioridad en el Islam de una persona sobre otra, excepto por la justicia (taqwa / Conciencia de Dios):

“¡Hombres! Os hemos creado a partir de un varón y de una hembra y os hemos hecho pueblos y tribus distintos para que os reconocierais unos a otros. Y en verdad que el más noble de vosotros ante Allah es el que más Le teme. Allah es Conocedor y está perfectamente informado.” (Sura de los aposentos privados: 13)

Eso es simplemente hermoso!

Por último, señalar que este no es un camino de egoísmo o de aislamiento. Este es un camino de auto-purificación, en beneficio de las personas y la unión profunda con el creador. Todos están conectados; Allah, tu mismo y los demás. Es una experiencia humana bien perfecta.

“¿Y cómo podrás, después de ésto, negar la Rendición de Cuentas? ¿Acaso no es Allah el más justo de los jueces?” (Sura de los Higos: 7-8)

De hecho lo es!

Ahora, no te olvides de compartir con los demás si te ha sido de beneficio y háznos saber tus pensamientos en la sección de comentarios.

Si te ha gustado, comenta y comparte in sha Allah

Texto original:

Your Jannah To-Do List: 6 Tasks to Inherit Al-Firdaus (The Highest Paradise)

Este articulo puede contener errores de traducción

El artículo original es obra de Productive Muslim

Anuncios

6 comentarios en “Tu lista hacia el Jannah: 6 tareas para heredar Al-Firdaus

  1. Pingback: [Surat Al-Kahf Serie – Parte 3]: Tres strikes y estás fuera! – Musulmán Productivo

  2. Ilham

    Hola buenos días, quería decir que esta página me ha encantado y lo habéis expresado super bien y hasta incluso me ha hecho llorar varias veces. Espero que inshaAllah vayamos todos los musulmanes al jannah inshallah ya rebi 😊😀

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.