Mantén en forma tus finanzas para ser más productivo

Cuando se trata de dinero, podemos preguntarnos qué papel desempeña este en la vida de un musulmán. Claro, el dinero es necesario en la vida, pero ¿cuánta importancia deberíamos darle? ¿Cómo nos aseguramos de mantenernos dentro de los límites establecidos por el Islam? Y, ¿cómo nos aseguramos de mantenernos “financieramente” en forma y productivos?

El Islam es equilibrio. Deberíamos esforzarnos por obtener ganancias halal para poder proveernos a nosotros y a nuestras familias, pero también deberíamos esforzarnos por purificar nuestra riqueza mediante la caridad y usar nuestras ganancias para agradar a Allah (glorificado y exaltado sea). Deberíamos administrar nuestro dinero adecuadamente, pero también deberíamos evitar convertirnos en obsesivos y mezquinos. Deberíamos disfrutar de los dones que Allah (glorificado y exaltado sea) nos ha dado, pero también deberíamos usar esos dones para ayudar a otros.

Al usar el conocimiento que hemos adquirido a través de la escuela, así como las capacidades físicas que Allah (glorificado y exaltado sea) nos ha otorgado, en cierto sentido estás demostrando agradecimiento a Allah (glorificado y exaltado sea). Trabajar y ganar dinero puede ser un acto de ibadah (adoración) en la medida en que lo hagamos de manera halal y continuemos haciendo lo que se nos ha requerido, como rezar, ayunar y buscar el conocimiento y la cercanía de Allah (glorificado y exaltado sea) en este corto viaje que es la vida.

Tener mucha riqueza y dinero no es haram en sí mismo. Sin embargo, una búsqueda vehemente de dinero a expensas del din es cuando se cruza la línea. Esta vida es solo temporal, y no podemos llevarnos nuestra riqueza cuando muramos. El dinero es un medio para un fin, pero no el final. No hay nada de malo en querer mejorar nuestra vida, pero debemos tener las intenciones correctas e intentar equilibrar el din y el dunya.

En esta serie, discutiremos sobre cómo mantenernos “financieramente en forma”: cómo aprovechar al máximo la riqueza que tenemos, y evitar meternos en malas situaciones financieras. Comenzaremos en este artículo discutiendo algunos principios islámicos para garantizar una buena salud financiera.

¿Por qué es importante estar en forma financieramente?

Tener finanzas sanas puede traernos paz y tranquilidad. Ahora bien, esto no significa necesariamente que necesites mucho, solo significa que tener tus finanzas en orden, gastar dentro de tus posibilidades y tener lo suficiente para lo esencial nos puede dar tranquilidad y bienestar. Significa que somos capaces de enfocarnos en otras cosas, sin preocupaciones ni ansiedad. Puede ayudarnos a evitar la tentación de obtener dinero ilicítamente, obtener un préstamo o ser víctima de una estafa para hacer dinero. Trabajar, ganar dinero y vivir de acuerdo con los principios islámicos también puede ayudarnos a dormir mejor por la noche, y ¿a quién no le gusta dormir en paz? En un hadiz, se decía de las deudas:

Se narró que ‘Aishah (que Allah esté complacido con ella) dijo: “El Mensajero de Allah, (la paz y las bendiciones de Alláh sean con él) a menudo solía buscar refugio (en Allah) de la deuda y el pecado. Se le preguntó: “¡Oh, Mensajero de Allah! ¿A menudo buscas refugio de la deuda y el pecado?” Él dijo: “Si un hombre se endeuda, habla y miente, y hace una promesa y la rompe.” [Sunan An-Nasa’i]

Aptitud financiera desde una perspectiva islámica

Aquí hay algunas maneras en que el Corán y la Sunnah nos enseñan a administrar nuestro dinero.

1. Incrementa la barakah en tu riqueza

Deberíamos esforzarnos para ganar nuestro dinero a través de medios legales. Esto significa hacer un trabajo que no esté en conflicto con los valores y principios islámicos y evitar cosas que estén prohibidas; como los juegos de azar y las inversiones que generen intereses. No importa cuánto dinero ganes, sino cómo lo ganas. Si estás viviendo honestamente, evitando diligentemente el haram, haciendo el trabajo que se requiere de ti con tu mejor esfuerzo, y agradecido por todo lo que Allah (glorificado y exaltado sea), Allah te ha bendecido. Él (glorificado y exaltado sea) aumentará la barakah en tu riqueza. Esto, a su vez, te permitirá sacar más provecho del dinero que tienes. Diez euros (o dólares) ganados a través de medios halal valen más de cien euros ganados a través de los métodos haram.

2. Evita el desperdicio y usa el dinero sabiamente

En el Corán encontramos:

 …y no derrochéis. Es cierto que Él no ama a los derrochadores. (Sura de los rebaños: 141)

Si tienes la suerte de tener suficiente dinero, comida, etc., entonces es tu deber usar estas cosas sabiamente y evitar la extravagancia. Esto puede incluir no desperdiciar comida, no actualizar al nuevo modelo de un producto solo por moda, y ocuparse de las cosas para que duren más tiempo sin requerir reparación o reemplazo. Además, evita apegarte demasiado al dinero y las cosas materiales, ya que estas cosas pueden ser nada más que una prueba.

3. Dar regularmente caridad

Asegúrate de dar en caridad. No es cuánto das, sino si das regularmente, como dijo el Profeta Muhammad (la paz y las bendiciones de Alláh sean con él):

“Acepta solo todo lo que puedas hacer con las buenas obras, porque lo mejor es lo que se hace de manera constante, incluso si es poco”. [Sunan Ibn Majah]

Dar caridad es otra forma de aumentar la barakah en la riqueza de uno. En lugar de acumular riqueza por el bien de tener más, el objetivo debe ser complacer a Allah (glorificado y exaltado sea) a través de los regalos que Él (glorificado y exaltado sea) nos ha otorgado, tal que nuestra riqueza nos acerca a Él. Y recuerda: la caridad no disminuye la riqueza, Allah (glorificado y exaltado sea) dice en el Corán:

¿Quien ofrecerá a Allah un préstamo generoso para que Él se lo devuelva multiplicado?  (Sura de la vaca: 245)

4. Haz tu parte y confía en Allah (glorificado y exaltado sea)

Por último, después de hacer todo lo posible para garantizar unas buenas finanzas, debemos dejar el resto a Allah (glorificado y exaltado sea) y confiar en Él. Se le preguntó al Profeta Muhammad, (la paz y las bendiciones de Alláh sean sobre él):

“¡Oh, Mensajero de Allah! ¿Debo atarlo (a mi camello) y confiar (en Allah), o dejarlo suelto y confiar (en Allah)? “Él dijo: “Atarlo y confiar (en Allah).” [Jami ‘at-Tirmidhi]

Esto muestra que debemos esforzarnos al máximo y tomar las medidas apropiadas, pero luego dejar el resto a Allah (glorificado y exaltado sea) y tener confianza en Él, ya que no cargará a un alma con más de lo que puede soportar.

Así es como comenzamos nuestro viaje a la aptitud financiera con intenciones sinceras y búsqueda sincera de Allah (glorificado y exaltado sea).

En la segunda parte de este artículo, compartiré más consejos prácticos que puedas aplicar para administrar mejor tu dinero.

¿Qué gemas del Corán y la Sunnah te inspiran a mantenerte en forma financieramente? ¡Compártelos en la sección de comentarios de abajo!

Si te ha gustado, comenta y comparte in sha Allah

Texto original:

Get Financially Fit for a More Productive Life – Part 1

Este articulo puede contener errores de traducción

El artículo original es obra de Productive Muslim

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.